Logo Superefectivo

Cómo conservar y limpiar tus joyas de oro y plata

Image
20/07/2020
13:00

Tienes una ocasión especial. Abres el joyero para ponerte tus preciosos pendientes de oro pero… ¡están sucios y parecen desgastados! No te preocupes que todo tiene solución. Te contamos cómo conservar y limpiar tus joyas de oro y plata para que conserven el esplendor del primer día.

  1. Cómo conservar tus joyas

Las joyas dicen mucho de nosotros. No solo las apreciamos por su belleza sino también por su significado. Algunas van ligadas a momentos memorables, otras son legado de la familia y otras regalos inolvidables.

A todos nos gusta mantener bonitas nuestras joyas, no solo por su valor material sino, sobre todo, por su valor sentimental. Para ello, es necesario seguir una serie de recomendaciones:

  • Guarda tus joyas en su caja original o, en su defecto, en un joyero de terciopelo.
  • Quítate las joyas y guárdalas en su estuche antes de irte a dormir.
  • Procura no llevar tus joyas mientras te duchas o te lavas las manos.
  • Si vas a echarte crema o perfume, hazlo antes de ponerte tus joyas y procura que se haya secado la zona.
  • Si vas a la playa o la piscina, deja tus joyas en casa. Tanto el cloro como la sal del mar les restan brillo.
  • Evita el contacto de tus joyas con productos abrasivos y de limpieza del hogar.
  • Si vas a hacer deporte quítate tus joyas ya que el sudor puede estropearlas.

 

  1. Cómo limpiar tus joyas de oro

Si, a pesar de estos consejos, tus joyas de oro se han ensuciado, puedes recurrir a productos específicos para su limpieza o a remedios caseros como los siguientes con los que conseguirás un buen resultado:

  • Agua y jabón. En un bol vierte agua tibia con unas gotas de detergente lavavajillas y mezcla bien. Sumerge la pieza de oro y deja actuar durante 10-15 minutos. Pasado ese tiempo, extrae la joya y frótala con cuidado con un cepillo de cerdas suaves. A continuación, enjuaga bien, sécala con un paño suave y deja que termine de secarse al aire.
  • Pasta de dientes. Aplica un poco de pasta de dientes mezclada con agua sobre un cepillo viejo y frota con cuidado tus joyas hasta que la suciedad acumulada desaparezca.
  • Agua, bicarbonato y vinagre. Prepara una mezcla de tres cucharadas de bicarbonato y dos de agua. Remueve bien hasta que quede una especie de pasta. Aplícala sobre la pieza de oro y deja actuar unos minutos. A continuación, sumerge la pieza en un bol de plástico y vierte un chorro de vinagre. De nuevo, deja actuar la solución unos minutos. Por último, enjuágala bien y sécala con un paño suave.

 

  1. Cómo limpiar tus joyas de plata

Tal y como ocurre con las joyas de oro, también existen en el mercado productos específicos para limpiar la plata. Pero, con estos trucos caseros, tus joyas de plata recuperarán su esplendor:

  • Papel de aluminio, agua y bicarbonato. Forra un bol con papel de aluminio. Deposita tus joyas en el fondo. Añade agua caliente y, a continuación, dos cucharadas de bicarbonato. Si no tienes, puedes sustituirlo por sal. Deja actuar unos minutos y aclara con abundante agua.
  • Pasta de dientes. Aplica un poco de pasta de dientes en un cepillo viejo y frota con cuidado la pieza. Elimina los restos con agua y jabón.
  • Aguarrás. Frota tus piezas de plata con un trapo con unas cuantas gotas de aguarrás. Después aclárala bien con agua.

Si, a pesar de estos consejos, tus joyas están muy sucias y desgastadas puedes acudir a una joyería para una limpieza profesional, baño de rodio o pulido que les devolverá su brillo original.